Poesía y rimas danzan en el consultorio

Como bien señalé en una de las entradas “intervenir en la clínica del lenguaje con niños suele no resultar tarea sencilla sobre todo si uno, como Terapeuta del Lenguaje, se propone motivar y disfrutar con ellos el placer por conversar, leer y producir escritura”. Intervenir en la clínica, supone, además, redescubrir la infancia y reencontrarse con la parte creativa de uno mismo. En este punto, considero que la lectura literaria, en general, y el género libro álbum, en particular, abren a otras maneras del conocimiento del mundo, a sensaciones, emociones que al ponerse en palabras dan cuenta de una experiencia enriquecedora de la cual un niño puede apropiarse de manera significativa y personal, más allá de su diagnóstico presuntivo.

Tal es el caso de Ciro y Lucero…y su experiencia con el libro Diez peces verdes… de Wolf Erlbruch (2008). Colombia: Editorial Norma.

Ambos comparten quince minutos de sesión entre la finalización del encuentro con uno y el comienzo con el otro. En el medio, la sorpresa, el desafío, la picardía…En este caso, construir juntos rimas que cada uno piensa, escribe, ilustra para que otro lea. A continuación algunas de sus producciones:

Se va la primera… rima e ilustración de Lucero. En este caso, yo oficié de secretaria para la puesta en escritura y Ciro fue el destinatario lector:

Se va la segunda… Ciro no sólo pensó la rima, muy ocurrente por cierto, sino que, además, la escribió para que Lucero en el siguiente encuentro la lea.

Por si no se alcanza a leer, va la transcripción:

“TRES PECES VERDES ESTABAN EN EL ZOOLOGICO DOS ENTRARON A LA JAULA DEL DINOSAURIO EL DEL MEDIO SABIA LEER EL CARTEL Y NO ENTRO. Y FUE EL UNICO QUE SE SALVO”.

Fijarse en el dibujo que en el ángulo inferior hay un cartel “NO ENTRAR”.

 

Y como es de esperar…no hay dos sin tres… Se va la segunda de Lucero. En este caso, aceptó “el truco” de Ciro y pidió “retruco”, no sólo ilustró la rima sino que, también, la puso en palabras muy esmeradas para que Ciro no tenga las dificultades que él tuvo al leer la suya porque no entendía la letra. Ciro, protestó igual porque “unió todas letras y no encontraba las palabras”…

Va la transcripción:

“SEIS PECES ROJOS NADABAN EN E MAR. UN PULPO ABRAZÓ A UNO CON AiNCO Y SOLO QUEDARON SINCO”.

La palabra “ahínco” es original del texto. A Lucero le gustó tanto  su significado y como suena al pronunciarla que la aplicó…eso sí ahora tendrá que acordarse de la regla ortográfica del uso de la “h” que no suena pero que está!!

 

Para finalizar, desde mi punto de vista, intervenir en la clínica con niños demanda, sin perder la especificidad de nuestra disciplina que, como Terapeutas del Lenguaje, consideremos promover el placer de conversar; jugar; imaginar; construir sentido con las palabras que se leen,  se escriben,  se ilustran. En este contexto, las rimas, la poesía, la literatura, entre otros, resultan un dispositivo significativo y subjetivante de intervención terapéutica.

 

Todo depende del punto de vista con que se mire…

Dice el refrán que “todo depende del cristal con que se mire”, por lo general, uno adopta su propio punto de vista  para analizar, defender, considerar una situación y no siempre resulta fácil ubicarse en el lugar del otro, tomar en cuenta el punto de vista del otro para poder pensar, reflexionar acerca de esa situación común.

En el caso del libro álbum, “Tener un patito es útil”, Isol, su autora, plantea de modo muy original e ingenioso la posibilidad de mirar la misma situación de, al menos, de dos maneras. Este libro objeto, a través de un juego visual, conceptual cuenta dos historias con la misma narración visual.

Poder correrse de la propia subjetividad; de una estructura de pensamiento rígido; de pronto, dudar de algunas certezas; sorprenderse con que la historia termina y vuelve a empezar ha sido el propósito de esta genial artista.

Lamentablemente el libro está agotado, pero la posibilidad de poder narrarlo con nuestra propia voz y contárselo a los niños y no tan niños en atención, de seguro, resultará una muy buena experiencia compartida.

 

 

“Olores de la infancia” por Hernán Casciari

Hernán Casciari, escritor y periodista argentino, está radicado desde el año 2000 en Barcelona. Se lo conoce por su trabajo visagra entre literatura y weblog, destacado en la blognovela.  Su obra más conocida en la red, Weblog de una mujer gorda ha sido editada en papel, con el título Más respeto, que soy tu madre. En el año 2010 comienza el proyecto de una revista trimestral llamada Orsai,  de distribución mundial, carente de publicidad, súper recomendable por lo interesante de sus artículos, la estética y su sello personal.

El 2014 se inicia con un nuevo proyecto: la Revista Bonsai. Esta publicación tiene  el genial propósito de reunir en su lectura a los adultos, jóvenes, adolescentes y niños de la familia. Un dato importante, se consigue en la librería Buchín de Rosario.

Acabo de recibir por correo electrónico una nueva entrada de su blog y me pareció justa para compartir en este espacio. Abrir los cajoncitos de los recuerdos está bueno como paréntesis de fin de semana…

“Orsai Blog, sábado 17 de mayo, 2014

La que sigue es la transcripción de una sobremesa entre mi hija y yo, ayer viernes a la noche. Nina tiene diez años y encontró, por casualidad, fotos de mi primera infancia; mientras las miraba empezó a contarme sus propios recuerdos a esa edad. Tuve los reflejos de poner la grabadora del teléfono sin que se diera cuenta, y gracias a eso pude desgrabar la conversación completa y transcribirla incluso con sus fallas gramaticales. El sonido no es bueno, pero igual les recomiendo acompañar la lectura con el audio incorporado”.
 

 

Estrenando libro…

Para dar continuidad a la publicación anterior Lenguaje. Una perspectiva interdisciplinaria. Escritos N°1 surge este nuevo libro que intenta ampliar los ejes temáticos desarrollados anteriormente. Los distintos capítulos fueron escritos por los integrantes de la cátedra de Psicología y Psicopatología del Lenguaje, Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Rosario.

Pueden encontrarlo en Mal de archivo, Moreno 477, Rosario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(…) para pensar…

Miguel es un nene que tiene 9 años y pide monedas a los conductores de los autos que paran en el semáforo de la esquina de mi casa. Un día tocó el timbre, se presentó y me preguntó si tenía algo para dar. A partir de ese momento, cuando nos cruzamos nos saludamos. Otro día, vuelve a tocarme el timbre, lo saludo y lo nombró Claudio (quizás en su momento no presté atención y evoqué ese nombre, por cierto equivocado), se sorprende y me explica que ya me dijo como se llamaba y que entre a mi casa, busque un papel, un lápiz y lo escriba para no olvidarme.

Miguel me contó que su familia vive en el Chaco, que tiene 10 hermanos y que su mamá lo mandó a Rosario a la casa de una tía para que estudie y que también son muchos; que extraña mucho a su mamá pero que no puede viajar porque la plata no alcanza y por eso pide.

Miguel es educado, curioso,  simpático y tiene una mirada inteligente. Dos o tres veces por semana toca el timbre a eso de las 9 de la noche por si tengo algo para comer…esta es su cena que come mientras viaja en el colectivo hasta su casa…hora/hora y media de trayecto…

Frente al televisor, noticieros, programas de opinión, de chimentos y demás hablan, discuten y, por sobre todo, muestran imágenes terribles de violencia extrema, el tema de “justicia por mano propia”…esto es…”golpear y patear a una persona hasta matar” parece poder naturalizarse…los niños escuchan, miran, prestan atención…

Es cierto que estamos conviviendo con la inseguridad y la violencia pero también es cierto que, como sociedad, no podemos responder con este tipo de actos y menos pretender naturalizarlos…nuestros niños nos escuchan, miran, prestan atención.

Al escuchar a Ricardo Mollo interpretando “No me llore tanto”  pensé que subir este video es un buen paréntesis para pensar, reflexionar acerca de lo que culturalmente transmitimos a nuestros niños.

La letra de esta canción como el resto de los temas  del álbum Canciones de Cuna, fueron escritas por chicos y chicas que tienen entre 9 y 20 años que asisten a los talleres artísticos de la Casa de la Cultura de la Calle. El álbúm ha sido producido por esta Asociación Civil. El objetivo de este proyecto es que los chicos encuentren en la música un lugar de expresión y de producción de textos, canciones, ideas, relatos relacionados a los sueños, a lo que alguna vez les cantaron, a los que a ellos les gustaría cantarles a sus hijos.

Para Miguel y su mamá.

ASpS4R1tKNQ

 

 

 

ASpS4R1tKNQ

Buenísimo Valeria Cis!! Felicitaciones!!

Rosarina y talentosa, Valeria Cis ha colaborado ilustrando la animación de uno de los temas que forman parte del álbum Colour it de la cantautora Helen Austin. Helen Austin es inglesa; actualmente, reside en Vancouver, Canadá. Colour it compite como mejor Álbum del Año para Niños en los Premios Juno, 2014.

Valeria, con colaboración de su hermana fotógrafa, ha animado el video Underneath my bed…deliciosa la música, divertida la historia, buenísima la ilustración…sólo resta… disfrutarlo en compañía de  hijos, sobrinos, nietos, hermanos, vecinos y, eso sí,pasar el “boca a boca”.

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juegos ritmicos con objetos…me pueden!!

Primero fue  Martín Buscaglia con su tema “Latas” -para quienes no lo vieron busquen el video en “entradas antiguas”, está buenísimo!!-, ahora, Paula Rojo con el tema “Si me voy”…mmm…creo que puede ser un muy buen paréntesis para distenderse…Por un momento…tregua a las obligaciones, preocupaciones, apurones… de manera que…tomar un vaso e intentar reproducir el ritmo!!!