“¿Cómo es?” según Lucero y Ciro (2013)

De repente Lucero y Ciro muestran interés por la lectura…en ambos casos, la mayoría de sus compañeros de Segundo y Primer Grado, respectivamente, ya están alfabetizados. “Esa letra no puedo” -en referencia a la imprenta minúscula-; “eso es aburrido” -en el caso de un texto largo- son algunos de los argumentos que defienden cuando anticipan que no van a poder. Y…la mayoría de las veces tienen razón, aprender a leer es trabajoso «¿quién dijo que leer es fácil? ¿Quién dijo que leer es contentura siempre y no riesgo y esfuerzo? Precisamente, porque no es fácil, es que convertirse en lector resulta una  conquista. Precisamente, porque no es fácil, es que no es posible convertirse en lector sin la “codicia del texto”» (Montes, 2001, p.84).

En este punto, como Terapeutas del lenguaje, tenemos la obligación de “provocar la codicia del texto. Sabemos que  sólo ella justifica el esfuerzo. Que leer vale la pena para develar el secreto” (Ibídem, p.84).

Lucero asiste al consultorio en el turno anterior al de Ciro. Ciro suele llegar unos minutos antes de su horario, aprovecho, entonces,  este breve tiempo para enlazar el final de una sesión con el comienzo de la otra con una actividad que resulte eficaz, además de entretenida.

Lucero muestra agrado  de que Ciro se enganche con él  en una tarea que, como a él, le cuesta. A Ciro le gusta compartir con Lucero una tarea que, como a él, le cuesta.

Teniendo en cuenta que Lucero se apoya mucho en los indicios que las ilustraciones que completan un texto sugieren -situación que lo lleva a interpretar lo que la imagen connota y adivinar lo que pueden decir las palabras- le propongo, esta vez, leer uno sin imagen y mi intuición de ofrecer la lectura de una poesía del libro “La vaca ventilador y otros poemas para volar” de Graciela Repún y Enrique Melantoni, es acertada. La poesía elegida resultó una estrategia de intervención de lo más motivadora y eficaz. Tan entusiasmados estuvieron que los 5 minutos se transformaron en 15….”la codicia del texto” funcionó y el secreto del texto se reveló…qué bueno me salió con rima!!

Lucero disfruta de leer cada verso, le gusta que las palabras rimen, disfruta de la sonoridad  y del sentido que expresan. Luego de finalizada la lectura, le propongo volver a leer cada verso para dibujar lo que el texto describe justo en el momento en que toca el portero Ciro. Lucero se pone, como siempre, muy contento de que llegue “su amigo” y aprovecho entonces a que sea Ciro quien lea cada uno de los versos a modo de pasos que Lucero tiene que seguir para completar el dibujo. Al terminar la poesía, ambos se sorprenden de cómo quedó la ilustración.

A continuación la transcripción de la poesía ¿Cómo soy? y seguido la versión ilustrada por Lucero.

MI ABUELO TIENE TRES PIES,

Y MI TÍO CUATRO BRAZOS,

MI HERMANITA CINCO OREJAS

Y MI MAMÁ DOS OJAZOS.

 

MI PRIMA TIENE DOS LENGUAS,

MI ABUELA CAPARAZÓN,

MI PAPÁ MILES DE DIENTES

Y MI PRIMO ES LOBISÓN.

 

YO TENGO UN POCO DE TODOS

Y A TODOS YO ME PAREZCO.

¿NO ES CIERTO QUE SOY MUY LINDO?

¡SON COSAS DEL PARENTESCO!

Como bien plantea la escritora María Cristina Ramos (2013) “la poesía nos llega como una danza con que las palabras nos envuelven y nos sueltan en un territorio sembrado de impredecibles. Coreografía inesperada en que lo cotidiano se viste de inesperada luz. Voz de la poesía que suena a espaldas de nuestra sangre y roza el inicio de la sonrisa, la instantánea revelación, el fugaz deslumbramiento (…) frecuentar la poesía, sus juegos rítmicos, su síntesis metafórica, su mirada del mundo, la música de sus esencias, con la finalidad balsámica del ensalmo, de la palabra que cura, que nos recupera de asperezas cotidianas en un instante luminoso de juego y creación, de libertad sonora y conceptual, para quitarnos el ancla de lo pesaroso y devolvernos la alegría, la ligereza de los primeros vuelos, el asombro, el suspiro necesario para seguir”.

 

Montes, G. (2001). La frontera indómita. En torno a la construcción y defensa del espacio poético. México: Fondo de Cultura Económica.

Ramos, M. C. (20013). Razones para la sinrazón de la poesía. La función social de la lectura. Recuperado de: www.jitanjáfora.org.ar

Repún, G. y Melantoni, E. (2008). La vaca ventilador y otros poemas para volar. Buenos Aires: Atlántida.

 

 

 

 

El que busca encuentra….

No es ninguna novedad que el mundo de la ilustración infantil es vasto y maravilloso. En este punto, la elección de un libro ilustrado, de una imagen no puede ser ingenua. Leer el libro panorámicamente debe ser obligatorio. Fijarse ¿Quién lo firma?, ¿Quién es el ilustrador?,¿Es versión original o adpatación?,¿Qué editorial respalda al libro? son algunas de las preguntas que hay que hacerle al libro y las respuestas seguramente saltarán, de inmediato, a la vista.

En otras palabras, mirar más allá, como sugiere Yolanda Reyes (2003) “pídele a la ilustración que no se limite a repetir lo que dicen las palabras, sino que las amplíe, que juegue con ellas; que proponga nuevas lecturas; que deje un espacio para la imaginación” Destaco con mayúscula, porque me parece muy buena para reflexionar, la continuación de esta cita “LOS BUENOS LIBROS DE IMÁGENES PUEDEN SER LOS MUSEOS DE UN NIÑO”(:2).

Para quienes trabajan con su PC en el consultorio, van una serie de imágenes de una ilustradora infantil alemana que crea imágenes divertidas que pueden resultan un buen recurso de intervención clínica. Su nombre Anja Boretzki, tiene blog propio por si les interesa descubrir más de sus creaciones.

 

 

 

Reyes, Y. (2003) ¿Cómo escoger buena literatura infantil? Versión online en el sitio Espantapájaros

Caro y su cebra escritora…

Carolina Bortolussi es Lic. en Bellas Artes y Diseñadora Gráfica. Entre sus diseños de personajes infantiles, la cebra que presento me inspiró para crear un un  breve relato rimado que va por más.

LA CEBRA QUIERE SER ESCRITORA

DICEN EN LA SELVA QUE LA CEBRA ESTÁ RAYADA.

ELLA QUIERE SER ESCRITORA

DE UN CUENTO EN EL QUE HAY UN HADA.

LA CEBRA NO ESCUCHA A NADIE,

ESCRIBE Y ESCRIBE EN UN BORRADOR,

LEE LO ESCRITO Y VUELVE A ESCRIBIR

UNA HISTORIA MUY DIVERTIDA

QUE PRONTO TENDRÁ SU FIN.    (Bereciartua, 2010)

¿Te animas a escribir como la cebra una historia divertida de un hada o de un dragón, en un castillo o en un bosque encantado dónde algo divertido pasó?

No protestes si te sale mal, hay que hacer como la cebra: pensar,escribir, leer lo escrito, pensar y volver a escribir. Primero un borrador y una vez satisfechos… pasarlo prolijo y el cuento estará listo para que alguien lo lea y disfrute de tu idea.

Dos sillitas y un espejo

Cuando se trata de un consultorio de pequeñas dimensiones -tal es mi caso- crear un espacio que promueva la interacción Terapeuta-Niño es más que importante, imprescindible. Dos sillitas sólidas que permitan la comunicación y el diálogo cara-cara a un mismo nivel  es suficiente. Si se le suma un original espejo -tal es mi caso- mucho mejor.

Las sillitas las encontré en un negocio de compra-venta pero el espejo…es un regalo de una querida amiga y colega, Alicia Trossero. Alicia además de ser muy buena Fonoaudióloga es muy creativa y talentosa, lo diseñó y pintó ella misma. Gracias Ali era justo, justo lo que necesitaba!!

Dos sillitas delimitan un espacio de bienvenida que posibilita charlar acerca de temas comunes, pautar lo que haremos juntos en la sesión. Dos sillitas crean, además, el espacio íntimo para compartir la lectura de un cuento.

Si se ubican frente al espejo, no sólo son útiles para jugar a imitar praxias orofaciales sino también para jugar que estamos frente a una cámara de televisión y…aprovechar ese momento “del como sí” para hacer más entretenido el hacer juntos.

Presento a continuación mi espacio preferido. Me resulta muy gracioso comprobar que los chicos, ni bien entran al consultorio, solitos  ubican las sillas una frente a otra, se sientan en una y esperan que yo me siente en la otra para comenzar a charlar…

Breve relato rimado

En una de las entradas del mes de  enero  hice mención a lo efectivo que resulta crear con los niños en atención Rimas que van por más. En este caso reitero el uso de esta estrategia de intervención teniendo en cuenta no sólo lo atractivo que resulta este recurso estilístico sino, además, considerar al producilas los constituyentes del esquema narrativo esto es, orientación –claúsulas que permiten ubicar el espacio/tiempo y los personajes con que se da comienzo el relato; complicación  -cláusulas que presentan una modificación de la situación establecida, complican la acción narrativa y constituyen el nudo de la narración, sin este tipo de cláusula no existe narrativa propiamente dicha, sino sucesión de acciones; resolución -cláusulas en las que se resuelve la complicación de la acción y que constituyen el desenlace del relato y coda o conclusión -claúsulas libres que se encuentran al final de las narrativas.

Los relatos breves rimados permiten investigar aspectos vinculados con la memoria a corto plazo, la memoria episódica y la memoria a largo plazo como así también aspectos centrales en el desarrollo de los procedimientos de atribución de cohesión y coherencia textual, entre otros.

En este caso, presento a modo de ejemplo este breve relato rimado en base a una  ilustración de Lucía Corominas (2009).

GABI Y SU GATO

EL GATO DE GABI ES MUY CARIÑOSO,

LE GUSTA QUE LO ALCEN, LE GUSTA QUE  LO ABRACEN,

QUE LE HAGAN MIMITOS Y LE DEN MUCHOS BESITOS.

UNA TARDE, GABI ESTABA DISTRAÍDA

Y ÉL, DESPACITO, EN SU CABEZA SE ACOMODÓ.

DESDE ESE DÍA, GABI CAMINA Y…

SU GATO, CURIOSO, MIRA TODO, TODO,

DESDE ALLÍ ARRIBA.  (Bereciartua, 2010).

 

 

Ah!! una yapa….también el genial Vinicius De Moraes escribió rimas para niños. Acá va una….como digo siempre es cuestión de animarse a crear las propias!!!

LA FOCA

¿QUIERE A LA FOCA

VER MUY FELIZ?

PONGA UNA PELOTA

EN SU NARIZ.

¿QUIERE A LA FOCA

CONTENTA Y FINA?

DÉLE EN LA BOCA

UNA SARDINA.

¿QUIERE A LA FOCA

COMO ENEMIGA?

BASTA PINCHARLA

EN LA BARRIGA.

De Moraes, Vinicius (2004). El arca de Noé. Buenos Aires: Ediciones de la Flor.

Gracias Fernanda!!

Fernanda Gómez es Lic. en Fonoaudiología, en su comentario hace alusión a un juego con tarjetas que motivan a ejercitar práxias. Otra colega se interesó por este material. Me puse en comunicación con Fernanda y muy gentilmente me facilitó las ilustraciones para compartirlas en este espacio.

Cito el contenido de su mail porque en éste explica cómo utiliza las tarjetas:

“Hola Gloria, En este mail te adjunto las tarjetas de praxias. Yo juego con un tablero que arme para esto (similar al de la oca con: pierde el turno, avanza, retrocede,etc) lo juego con un dado y sólo puede avanzar quien haya realizado la praxia. Como fichas uso botones o algunas de otros juegos, en ocasiones lo he prestado a la familia para que el niño pueda hacer algo en casa sin que sea tan plomazo…espero sirva.
Besos!
** Fer **”

ATENCIÓN, EL MATERIAL ES ORIGINAL. Fernanda buscó las imágenes, creó las rimas y las organizó con el formato del Juego de la Oca.

Gracias X 2, por tu creatividad y por compartir tu material!!!

Ramón Gómez de la Serna, un vanguardista para celebrar…

En 2005, con motivo de la celebración del III Congreso Internacional de la Lengua Española, tuve el placer de visitar la Exposición dedicada al escritor y periodista español Ramón Gómez de la Serna en el Museo Histórico Provincial Doctor Julio Marc. Si bien en la muestra se expusieron pinturas, esculturas, grabados, dibujos, carteles, fotografías y libros del artista fue su sentido del humor y de la ironía presentes en la mayoría de sus trabajos lo que me cautivó.

Entre sus creaciones, las greguerías, me parecen muy indicadas para este espacio ya que el propio de la Serna las define esquemáticamente como la conjunción de “humorismo más metáfora”. Espero que disfruten de estas sentencias ingeniosas, por lo general, breves que, “surgen de un choque casual entre el pensamiento y la realidad”.

He seleccionado greguerías que toman por tema animales, objetos, letras y números ya que me parecen ocurrentes para compartir con los niños en el espacio terapéutico:

Los pulpos son los guantes del mar

Los cocodrilos están siempre en pleno concurso de bostezos

El caracol debería tocar el trombón que lleva a cuestas

Las estrellas parpadean porque tienen sueño

El lápiz solo escribe sombras de palabras

La “C” es una galletita mordida

La “Ñ” es la “N” con bigote

La “q” es la “p” que vuelve de paseo

La “S” es el anzuelo del abecedario

La “Y” es la copa de champagne del alfabeto

La “H” es la escalera del abecedario

El “8” es el reloj de arena de los números

El “6” es el número que va a tener familia

Entre las propuestas podemos presentar algunas para que los niños lean y escriban cuál les parece más divertida (seguramente no se negarán porque además de causarles gracia son enunciados cortos!!); pueden ilustrarlas hasta pueden pensar sus propias alegorías!!!

Para terminar una greguería que me pareció indispensable tenerla presente, va en mayúsculas

EL LIBRO ES UN PÁJARO CON MÁS DE CIEN ALAS PARA VOLAR…Ramón Gómez de la Serna, chapeau!!

Luis Pescetti propone juegos de lectura en voz alta, va uno…

Luis María Pescetti, entre sus múltiples, disparatadas, divertidas y geniales propuestas sugiere juegos de lectura en voz alta que permitan ayudar a perder inhibiciones y ganar confianza a la hora de exponerse a leer frente a un grupo. Señala que será bueno que quienes trabajamos con niños recordemos que hacer leer en voz alta no es un fin en sí mismo, sino una manera más de desarrollar el gusto por la lectura y, sobre todo, el gusto por la palabra. “La palabra leída, la palabra en nuestra boca, en la boca de los compañeros. La palabra que aquí suena dulce; allá, tímida; allá, demasiado fuerte; en otro, quebrada por la emoción o el susto. En suma, el pensamiento y el sentimiento hechos sonido”.

Está bueno descubrir y que los niños descubran que no hay una sola manera de leer bien en voz alta, sino muchas, muy diferentes: maneras dramáticas, perezosas, divertidas, emocionantes, solitarias, tímidas, en fin…de ponerlas en práctica, de eso se trata.

Va una de sus propuestas para que luego cada uno tome la idea y la transforme con el contenido más conveniente. En este caso, Pescetti propone leer un texto, variando la intensidad según el tamaño de las letras. Habrá que leer entonces cada párrafo respetando el tamaño de las letras: si es una letra grande la leeremos más fuerte, si es una letra pequeñita la leeremos en voz baja, si en un renglón las letras se achican, nosotros también iremos bajando el tono de nuestra voz.

A practicar entonces: elegir un texto que nos guste, sentarse frente al procesador y escribirlo jugando con el cuerpo de las letras. Ah!!… no nos olvidemos de practicar, la lectura en voz alta, nosotras primero.

Rimas que van por más…

“(…) cuando se trabaja con niños es importante dejar espacios abiertos para la sorpresa, es decir, dejarnos sorprender, abrir intersticios para que la creatividad y la imaginación de los chicos despierten en nosotros nuevas ideas, nos interpelen y nos motiven para recrearnos a nosotros mismos” (Stapich, 2008: 15).

En este caso, el gusto de repetir y repetir las rimas de Amor Cloe López me llevó, con los años, a crear mis propias rimas como modo divertido de proponer actividades de resolución lingüística. Acá van dos ejemplos que funcionaron, ahora hay que animarse a crear las propias….

“Tato el zapato,

está muy apenado,

su hermano gemelo,

no está en el ropero.

Las zapatillas no tienen ni idea,

y le preguntan a un par de chinelas.

Una media solitaria que también

perdió a su hermana, propone salir a buscarlos.

Todos se ponen a pensar en un posible lugar:

——————————————————–

——————————————————–

——————————————————–

———————————————————  ” (Bereciartua, 2005)

“Esta araña es muy extraña,

en lugar de atrapar bichitos,

con su tela teje hilos de seda

para que el viento juegue contento.

En el jardín todos los insectos,

trepan, saltan y se hamacan con su amigo el viento.

La araña encantada, en un rinconcito,

disfruta contenta  como todos se divierten.

El viento sopla suavecito, las nubes pasan y saludan.

Una hermosa tarde de sol, flores de colores y muchas mariposas.

¿Te animás a dibujar este precioso jardín?

¿Dónde te parece que tejió la araña su elástica telaraña?” (Bereciartua, 2009).

Stapich, E. (2008). Textos, tejidos y tramas en el taller de lectura y escritura. Buenos Aires: Nov. Educativas