Maurice Sendak (1928-2012) “Dónde viven los monstruos”

El ilustrador estadounidense Maurice Sendak, uno de los referentes más importantes de la literatura infantil, falleció el martes 8 de mayo de 2012. Autor e ilustrador de más de una centena de libros para niños, Sendak también realizó escenografías de ópera y ballet, guionó animaciones para la televisión. En opinión de Marcela Carranza (Imaginaria, N° 314) “Si tuviéramos que elegir un título representativo entre la vasta obra de este autor e ilustrador, no dudaríamos en señalar el libro Dónde viven los monstruos, referencia obligada dentro de la historia de los libros ilustrados para niños”

Sendak, recibió muchísimos premios y distinciones a lo largo de su vida, entre ellos el Premio Hans Christian Andersen de ilustración por el conjunto de su obra en 1970, y el Premio Internacional de Literatura Infantil en Memoria de Astrid Lindgren en 2003.

En el caso particular de Dónde viven los monstruos, el relato trata sobre Max, un niño como todos, travieso y bromista. Pero el día en que se puso el traje de lobo su mamá tuvo que mandarlo a la cama “sin cenar”, sin embargo las travesuras no terminaron ahí

 

 

Bello, bello…viene con Oscar 2012 al mejor corto animado

“‹‹me gustaría saber››, se dijo, ‹‹qué pasa realmente en un libro cuando está cerrado. Natualmente, dentro hay sólo letras impresas sobre el papel, pero sin embargo…Algo debe de pasar, porque cuando lo abro aparece de pronto una historia entera. Dentro hay personas que no conozco todavía, y todas las aventura, hazañas y peleas posibles…y a veces se producen tormentas en el mar o se llega a países o ciudades exóticos. Todo eso está en el libro de algún modo. Para vivirlo hay que leerlo, eso está claro. Pero está dentro ya antes. Me gustaría saber de qué modo››. Y de pronto sintó que el momento era casi solemne. Se sentó derecho, cogió el libro, lo abrió por la primera página y comenzó a leer”. (Ende, 2009:21).

Cuando terminé de ver el maravilloso corto animado The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore (2011) escrito y dirigido por el ilustrador William Joyce junto con Brandon Oldenburg como co-director lo primero que se ocurrió fue buscar La historia sin fin (Ende, 2009), pensé que la cita en la que el autor describe la pasión de Bastián Baltasar Bux por los libros era la mejor presentación para este corto que bien merecido ganó un Oscar.

Sus creadores se inspiraron en la misma medida por el huracán Katrina, las características físicas y expresivas del  reconocido actor del cine mudo Buster Keaton, el Mago de Oz y un amor por los libros. Lo mejor, la generosidad de ambos, coherente con el mensaje que quieren transmitir. En la entrega el presentador anunció que el video estaba subido en Youtube…el vuelo de los libros resulta fantástico…sólo dura 15 minutos de reloj pero seguramente la experiencia nos dejará pensando, pensando, pensando.

 

No todo es lo que parece….

El ilustrador húngaro Istvain Banyai es un experto en la técnica de realización del travelling óptico. Zoom (1995) es uno de sus libros más reconocidos en el mundo entero. Si bien suele estar agotado se consigue en las librerías. Está muy bueno para invitar a los niños y no tan niños a un viaje en imágenes dónde nada es lo que parece…interesante,,,no?

iframe>

 

“El cazo de Lorenzo” cuento de Isabel Carrier

Se inicia noviembre y con el penúltimo mes del año los pedidos de evaluaciones, informes, toma de decisiones y demás. “El cazo de Lorenzo” de Isabel Carrier en esta versión de montaje audivisual permite reflexionar acerca del “hacer” en la intervención clínica con niños que presentan perturbaciones. Permite, además, “recuperar la posibilidad de interrogarnos, de teorizar acerca de los enigmas, y mediante ello, de recuperar el placer de invertir lo pasivo en activo” (Bleichmar, 2007).

 

 

Tema la “caca”. Un libro recomendado para los más pequeños

 

“Del Topito Birolo y de todo lo que pudo haberle caído en la cabeza”  es un
libro recomendable para pequeños lectores,  exitoso en Dinamarca que aborda precisamente este
tema, pero, aparentemente, sin salirse de las normas: no menciona en ningún
momento la palabra “caca”. Sin embargo, una actitud burlona y desobediente se
percibe en todo el libro. Las imágenes y las onomatopeyas se encargan de mostrar
aquello que las palabras ocultan. Loa rostros y poses de los animales dibujados
y las repeticiones en el texto invitan a reír a grandes y chicos.
“¡Cuánta puntería! ¿Quién se hizo en mi cabeza?” se pregunta el topito
asombrado mientras se pasea de aquí para allá, buscando al culpable con un
gigantesco adorno sobre su cabeza. A modo de relato detectivesco Birolo irá
entrevistando, acusador, a los diferentes animales para averiguar la verdad,
pero cada uno alegará inocencia mostrándole la diferencia entre sus propios
desechos y ESO que el topito porta. Finalmente, se llegará a un desenlace
también humorístico, que muchos lectores/detectives seguramente habrán
descubierto antes que el personaje.
Un texto que desobedece, se ríe de los
tabúes y, por su puesto, logra la adhesión de los más chiquitos.
Encontré en la web su versión animada y me pareció entretenida para comenzar este mes de agosto.
Ah!…me olvidaba…los autores del libro son Werner Holzwarth y Wolf Erlbruch y la Editoral: Centro Editor de América
Latina.
Recomendado para chicos de entre 3 y 6 años.
Que lo disfruten!!!