“¿Cómo están ustedes?”…el adios a Miliki

No sabía que Gaby, Fofo y Miliki se radicaron por 27 años en Argentina, que cambiaron su tradicional ropa roja por la celeste de nuestro color patrio… lo que sí sé es que fueron parte de la infancia de muchas generaciones de niños y que, continúan y continuarán siéndolo. Su clásica pregunta “¿Cómo están ustedes?” y sus canciones, sin  lugar a dudas, son parte entrañable de nuestros recuerdos infantiles.

En su honor…unos grandes!!!

¿Quién es Lucio?

Lucio se encuentra en pleno proceso de autocontrol miofuncional…no interponer la lengua, no pellizcar el labio inferior, no permanecer con la boca abierta y como si fuera tan sencillo…sí respirar por la nariz, sí mantener la boca cerrada, sí ubicar la lengua en el paladar, entre otros. “Noes y Sies” en continuo duelo.

En uno de los encuentros, le propongo a Lucio dibujarse antes y ahora…resultó gracioso comprobar que “antes” se representó como un conejo con sus incisivos pellizcando el labio inferior y “ahora”, a pesar de que su intención fue dibujarse con los labios en contacto…uno de sus incisivos lo traicionó y quiso aparecer en el dibujo. Como no hay dos sin tres…la tercera opción termina casi siempre resultando la favorita.

De manera que, le propuse, entonces, durante los quince días que no venía al consultorio que sus papás y él respondieran a la pregunta “¿Quién es Lucio?”. A continuación el resultado con un comentario muy gracioso de los que me tiene acostumbrada.

 

 

“El puntaje de mi papá no cuenta//me quiso hacer una joda porque siempre le gano en la Play Station///fue como una venganza”.

Como se aproxima el control con su odontopediatra…le propuse pensar un conjuro, esto es, una fórmula mágica para pedir ayuda…le gustó la idea. Va…la invocación…

DIENTE, DIENTE PELLIZQUERO

NO MOLESTES A MI LABIO,

SI NO VOY A TENER QUE IR

A LA FONO TODO EL AÑO.

 

Pegado en la heladera, seguramente será un buen recordatorio…

 

Sólo a quien se asoma al abismo le crecen alas…

 

 

 

“Acérquense al borde”.
“No podemos. Tenemos miedo”.
“Acérquense al borde”.
“No podemos. Nos caeremos!”
“Acérquense al borde”.
Y se acercaron.
Y él los empujó.
Y volaron.

Guillaume Apollinaire  (1880-1918)

Ilustración: Quint Buchholz

 

Poesía, ilustración y la reflexión de Gustavo Roldán (2011)…para seguir pensando.

“Cuando se cierra la puerta y se deja atrás la casa, las cosas cambian y todo puede suceder. Se cierra la puerta de la casa y se abre la puerta de lo desconocido, la puerta de la imaginación. Comienzan el viaje y la aventura. Pero las más de las veces no tomamos un barco o un tren, sino que abrimos las páginas de un libro.  Y ahí está una secreta compensación para los chicos y los jóvenes. Por un lado se comienza a escapar del mundo de los mayores, del dominio absoluto de los mayores, en una mágica rebelión a través de esos personajes que no debían obedecer las normas de una casa sino que, rodeados de peligros siempre nuevos, iban avanzando en mares remotos, en selvas oscuras, en desiertos inhóspitos, rodeados de fieras o misterios que producían una insoportable tensión sin ningún espacio para el aburrimiento”(: 15).

Roldán, G, (2011). Para encontrar un tigre. La aventura de leer. Córdoba: Comunicarte.

“El río y la luna” (Magdalena Fleitas)…qué combinación tan bella!!

Me parenció un muy buen (…) para disfrutar una muy buena combinación: letra y música interpretada por Magdalena Fleitas.

El río y la luna

Risas de la Tierra (Magdalena Fleitas)

Me gusta sentarme en la arena
a mirar el río.
Y escuchar su voz fresca y dulce
que me hace soñar.

Él me cuenta lo que se siente
venir de tal lejos Y que su destino, desde chiquito,
siempre fue viajar.

Que en su cauce lleva misterios
de todos los pueblos
que bañan sus aguas, mansas y oscuras,
en su largo andar.

Que su compañera, la Luna,
sabe su secreto.
Que lo arrulla y día en la noche
con su claridad.

Y se enamoró de la luna llena
que baña de plata en la noche mansa
su piel morena.
Y se enamoró de la luna buena.
Se los ve bailando en los juncos
su canción de amor.

Y se enamoró de la luna llena
que baña de plata en la noche mansa
su piel morena
Y se enamoró de la luna buena.
Se los ve bailando en los juncos
su canción de amor.