Un muy buen (…)

Quint Buchholz es un ilustrador alemán increíble. Es el autor del libro El coleccionista de momentos. Como verán a continuación, en el video, cada una de las ilustraciones es una historia en sí misma, un cuento que encierra otro cuento. Un paréntesis para detenerse sin prisas…apreciar cada una de las historias…e… inventar sobre ellas nuestras propias historias…

 

PARA DELFINA

En una de las sesiones le pregunto a Delfina (5;11) que canciones le enseña su “seño” en Preescolar. Me responde que muchas y que si quiero me puede “cantar su parte de Aquarela”. Dudo que sea el tema de Toquinho pero me sorprendo gratamente cuando comienza a interpretarla…digo interpretarla…porque mientras la canta, cierra los ojos como disfrutando de la música y de la letra de la canción.

Encontré este video que, seguro, Delfina y muchos otros disfrutaremos.

 

 

Gustavo Roldan (1935-2012)

“‹Aspiro a escribir textos donde la cantidad de años que tenga el  lector no sea más que un accidente como el verano o la lluvia o el frío›

Me crié en el monte chaqueño, en Fortín Lavalle, cerca del Bermejo, cuando  la tierra era plana, la luna se posaba en las copas de los árboles y los cuentos  sólo existían alrededor del fogón del asado o en las ruedas del mate.

Después se inventaron los libros. O tal vez antes, pero yo no lo sabía. Solamente  sabía muchos cuentos, de ésos que después me enteré que se llamaban populares,  que iban pasando de boca en boca y de oreja en oreja. Cuentos del zorro, del tigre,  del quirquincho, de Pedro Urdemales, de pícaros y mentirosos, del lobizón y de  la luz mala. Claro que esos cuentos nunca eran del todo cuentos, habían sucedido  por ahí nomás, en medio del monte, y eran cosas que nadie ponía en duda. Yo tampoco” (Roldan, 2000).

Con estas palabras Gustavo Roldan se presenta en su Autobiografía, publicada en la Revista  online Imaginaria (23).

Tres coincidencias que me motivaron esta entrada: la lectura de sus artículos en la mencionada Revista; la lectura de su libro Para encontrar un tigre. La aventura de leer y descubrir en el blog de la ilustradora Claudia Degliuomini, su homenaje en memoria de este gran escritor.

Transcripta una parte de su autobiografía, tomo prestado del blog de Degliuomini, esta hermosa ilustración de su autoría y para finalizar…el texto que da por título el libro mencionado.

Para encontrar un tigre

Un chico lee por primera vez un libro.

Lo lee, y se sorprende de lo que se le cruza en el camino, y tal vez lo más admirable sea que en esas pisadas de hormiga que se llaman letras pueda encontrar una aventura asombrosa.

¿Adónde está escondido ese mar del que oye la música de las olas?

¿Dónde ese tigre que ruge en la espesura?

Después que ha descubierto cómo funcionan esas pisadas de hormiga que se convierten en las huellas de un tigre, las cosas son más fáciles. Son como jugar con un trompo o hacer volar un barrilete.

A veces no pasa nada. Es que nos equivocamos de libro. O nos equivocamos de momento. Entonces debemos cambiar, porque hay otro libro donde la magia nos sigue esperando.

Siempre funciona.

Siempre que no sea por obligación. Porque entonces no aparecen las huellas del tigre ni se oyen sus rugidos en medio de la selva.

…..un grande!!