Para que podamos felicitarnos “¡feliz día del niño para mí!”

– Empecemos por considerar tu edad…¿Cuántos años tienes?

– Tengo siete años y medio, exactamente.

– No es necesario que digas “exactamente”- observó la Reina. Te creo sin decir esa palabra.

Y ahora, te diré a tí algo para que creas: – Acabo de cumplir ciento un años, cinco meses y un día.

¡Eso sí que no lo puedo creer! – exclamó Alicia.

¿Qué no lo puedes creer? – repitió la Reina apenada. Prueba otra vez: Respira hondo y cierra los ojos.

Con esta cita de Lewis Carol (A través del espejo)  presenta su página la ilustradora infantil Isol. Además, de sugerir visitar su sitio, este fragmento me pareció el texto justo para compartir una fecha en la que también los adultos tenemos que celebrar la oportunidad de rescatar a nuestro niño interior:  un paréntesis para recordar anécdotas, olores, sabores, paisajes de nuestra infancia seguro es un muy buen paréntesis…

¡Feliz día del niño para mí!!

Tema la “caca”. Un libro recomendado para los más pequeños

 

“Del Topito Birolo y de todo lo que pudo haberle caído en la cabeza”  es un
libro recomendable para pequeños lectores,  exitoso en Dinamarca que aborda precisamente este
tema, pero, aparentemente, sin salirse de las normas: no menciona en ningún
momento la palabra “caca”. Sin embargo, una actitud burlona y desobediente se
percibe en todo el libro. Las imágenes y las onomatopeyas se encargan de mostrar
aquello que las palabras ocultan. Loa rostros y poses de los animales dibujados
y las repeticiones en el texto invitan a reír a grandes y chicos.
“¡Cuánta puntería! ¿Quién se hizo en mi cabeza?” se pregunta el topito
asombrado mientras se pasea de aquí para allá, buscando al culpable con un
gigantesco adorno sobre su cabeza. A modo de relato detectivesco Birolo irá
entrevistando, acusador, a los diferentes animales para averiguar la verdad,
pero cada uno alegará inocencia mostrándole la diferencia entre sus propios
desechos y ESO que el topito porta. Finalmente, se llegará a un desenlace
también humorístico, que muchos lectores/detectives seguramente habrán
descubierto antes que el personaje.
Un texto que desobedece, se ríe de los
tabúes y, por su puesto, logra la adhesión de los más chiquitos.
Encontré en la web su versión animada y me pareció entretenida para comenzar este mes de agosto.
Ah!…me olvidaba…los autores del libro son Werner Holzwarth y Wolf Erlbruch y la Editoral: Centro Editor de América
Latina.
Recomendado para chicos de entre 3 y 6 años.
Que lo disfruten!!!