Funcionó la propuesta de ofrecer “greguerías”

Seba (9 años) es un niño en atención que vive a 30 km de Rosario. Viaja una vez por semana para asistir a su sesión.  Le propuse, además, comunicarnos a través del correo electrónico; le envio los mails a la dirección de su mamá con asunto “Para Sebastian”. Con el convencimiento de que a escribir se aprende escribiendo le envío un mail por semana y…. me los contesta entusiasmado!!

La semana pasada le mandé cuatro greguerías, tenía que escribirme las dos que les parecieran más graciosas. Por inconvenientes surgidos a último momento no pudo viajar; le envié nuevamente otras referidas a “letras” con la sugerencia de que pensara si se le ocurrían algunas propias. Ayer recibí su respuesta:

HOLA   GLORIA  SI SE  ME OCURRIERON ALGUNAS IDEAS.
LA “I”  ES UN ARBOL SIN HOJAS
LA “Y”ES  LA  GOMERA DEL  ABECEDARIO.
LA “T” ES LA UNICA  LETRA  QUE
TIENE TECHO.
YA TE EXTRAÑO PERO ME  DIJO MI  MAMA QUE EL JUEVES  NOS VEMOS  PORQUE MI PAPA  ESTA
MEJOR
CHAU  GLORIASEBA

Si se fijan copió de las originales el entrecomillado para destacar la letra que da lugar al enunciado, esto está muy bueno.

Con ayuda o sin ayuda…se trata de pensar con otros!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.