«No te hablo más…»

Martín Heidegger (1987) en su libro De camino al habla plantea que «la capacidad de hablar no es sólo una de las facultades del hombre, de idéntico rango que las demás. La capacidad de hablar constituye el rasgo esencial del hombre. Este rasgo distintivo contiene el rasgo esencial del hombre. Este rasgo distintivo contiene el esquema de su esencia. El hombre no sería hombre si le fuera negado el hablar incesantemente, desde todas partes y hacia cada cosa, en múltiples avatares y la mayor parte del tiempo sin que sea expresado en términos de un «es» (es ist). En la medida en que el habla le concede esto, el ser del hombre reside en el habla» (:217).

Locuciones del tipo «no te hablo más» resultan un buen ejemplo. Juana Levín (2005) expresa que esta verbalización «lleva en sí la cualidad de vida, de existencia, que tiene un cuerpo por el solo hecho de emitir sonido-voz (…) La voz que dice, ante todo representa al que dice, crea un espacio con un otro que escucha» (:44.45).

Comparto una anécdota por demás de elocuente que tiene como protagonista a mi sobrina Ana cuando tenía 11 años. En ese momento era mi costumbre mantener contacto a través del correo electrónico con su hermana Inés, por entonces de 14 años.  Un día al chequear los mails me sorprendo al recibir un correo de Ana cuyo asunto destacaba «mala». Transcribo fielmente el contenido del mismo por resultar un gracioso ejemplo de lo expresado al inicio:

«gloria sos re  mala porque en tu vida me mandaste un mail mi siempre se los mandas a inesita y ahora estoy enjada pero no me empieces a mandar mails porque te digo esto ehhh…. cuando valla a rosario no te voy a hablar».

El «no te voy a hablar» como un «no vas a existir para mí» pareció ser la respuesta más efectiva al enojo que le provocaba el sentir que no la consideraba. Actuar en consecuencia provocó que inmediatamente me movilizara a tratar de reparar mi falta… por supuesto que hubo final feliz!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.