Luis Esmail (2009)

La Mutual de Socios de la Asociación Médica de Rosario organizó, en el marco de los festejos por los diez años de los talleres culturales, un concurso de cuentos que tuvo como objetivo brindar un espacio de divulgación a personas que disfrutan de la literatura y la escritura. Las obras premiadas fueron compiladas en una revista de distribución gratuita para los socios. Transcribo un fragmento del cuento El viejo, la vuelta, el porvenir y la niebla (Esmail, 2009) que describe muy bien la cualidad de vida, de existencia que otorga la voz.

“Cómo revive el alma, cuando uno anda perdido, el brillo de una triste y vieja lámpara de querosene atada a uno de los postes que hacen de marco a la puerta un rancho, meditó el viejo, y no pudo más que sentir un sentimiento de alegría para con su padre; tenía razón mi viejo, en el medio de la nada un hombre por más hombre que sea, cuando anda solo, está condenado a sentir miedo, y una luz, una voz, un ladrido, lo hace suponerse vivo nuevamente aunque, unos segundos antes, pensara que ya su destino estaba acabado” (Esmail, 2009:9).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.