Amy Tan (1997)

El siguiente fragmento del libro Los cien sentidos secretos de la escritora americana Amy Tan (1997) condensa  intenciones que se juegan en el uso del lenguaje. Me pareció interesante compartirlo.

“Mi madre disponía de mucho tiempo para asistir a citas con hombres o a almuerzos con amigas. En cambio, conmigo era poco seria. Las promesas de llevarme al cine o al balneario se esfumaban fácilmente mediante excusas u olvidos o, lo que resultaba peor, por medio de distinciones escurridizas entre las palabras y su significado. En cierta ocasión señaló: “Me chocan tus pucheros, Olivia. No aseguré que iría a nadar contigo. Sólo dije que, me gustaría hacerlo” ¿Cómo podía argumentar mi necesidad en contra de su intención?” (Tan, 1997:20).

Tan, Amy (1997). Los cien sentidos secretos. México: Grijalbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.